Al igual que en un día queda totalmente instalada la casa, en un día podemos desmontarla, cargarla al camión y cambiarla de ubicación. Al ser prefabricada tiene la ventaja de que la casa no queda fijada al terreno. Tiene la ventaja de que el día de mañana el cliente puede cambiarla por otra más grande y moderna, emplazarla en otro lugar o incluso venderla en cualquier otro punto de la península.